¿Cómo de inteligentes son los delfines?

El delfín es una especie marina fascinante y es considerado uno de los animales más inteligentes. Es conocido por su comportamiento sociable y su empatía, que demuestra no sólo con su propia especie, sino también con otras.

Aunque la inteligencia está normalmente asociada exclusivamente a los humanos, este animal exhibe comportamientos que pueden ser considerados inteligentes, algo que ha sorprendido a los científicos en décadas pasadas.

Mucha gente ha oído hablar de las habilidades cognitivas de este mamífero, pero la mayoría desconoce algunas de las características y curiosidades de este cetáceo.

Estructura cerebral del delfín

Las habilidades cognitivas de una especie están estrechamente relacionadas con el tamaño de su cerebro. Cuanto más grande es este órgano, mayor es la inteligencia. Para este mamífero, el peso medio de su cerebro es de unos 6kg. Esto implica que se trata del segundo cerebro más grande en relación de tamaño corporal en el reino animal, lo que pone a los delfines justo después de los humanos.

No hace falta decir que la estructura de este órgano es bastante compleja. De hecho, el cerebro de un delfín es diferente al de otros mamíferos, lo cual ha permitido a esta especie adaptarse sin problema al medio acuático. Al contrario que los humanos, los delfines emplean diversas áreas del neocortex para procesar información visual y auditiva.

Por otro lado, su sistema paralímbico está altamente desarrollado, por lo que pueden procesar emociones y crear vínculos sociales cercanos que favorecen su supervivencia. De acuerdo a varios estudios científicos, su córtex posee una densidad sináptica alta, baja densidad neuronal y un radio encéfalico alto.

Sobre su lenguaje

Uno de los aspectos que más desconcierta a los científicos es la complejidad del lenguaje de los delfines. Utilizan chasquidos y silbidos para comunicarse entre ellos. Sin embargo, después de 50 años de estudios, no ha sido posible identificar las unidades básicas de vocalización.

Se sabe que pueden espantar tiburones y comunicarse con su descendencia usando una serie de sonidos. Pueden incluso comunicar su estado de ánimo e identificar múltiples elementos. Un lenguaje avanzado es esencial para una especie altamente sociable que vive en manada.

Diferentes investigaciones proponen que son capaces de identificar a sus compañeros por medio de nombres propios, una característica que se creía exclusivamente humana. Los científicos podrían demostrar que los delfines se llaman los unos a otros por diferentes nombres usando una serie específica de sonidos.

Uno de los animales más sociables

Los cetáceos forman grupos sociales sólidos diferentes a otras especies. Cuando se encuentran en problemas, el vínculo de grupo que muestran es extraordinario. Por ejemplo, si uno de los miembros se enferma y se dirige a aguas poco profundas, el resto del grupo lo acompaña. Quizás esa es la razón por la que es frecuente ver múltiples cetáceos varados en las playas.

Este comportamiento es una señal no sólo de su evolución cognitiva, sino también de la alta empatía que poseen por sus compañeros. Y es importante mencionar que esta empatía trasciende su propia especie. Pueden entender cuando otra criatura se encuentra sufriendo y normalmente acuden en su ayuda, algo que ha sido observado en varios casos de ballenas que han sido atacadas por tiburones.

Igual de impresionante es su habilidad de transmitir conocimiento a sus compañeros. Se ha observado que algunos delfines en cautividad, después de haberles enseñado trucos o habilidades, han sido capaces de transmitir esa información al grupo, muchos de los cuales fueron capaces de ejecutar esas acciones aprendidas.

Además, su lenguaje parece tener variaciones notables dependiendo del grupo, lo que lleva a los científicos a creer en la existencia de «dialectos». La enseñanza de estrategias de caza, el cuidado de la descendencia, la cooperación mutua y el divertimento amistoso son ejemplos perfectos de lo desarrolladas que son sus interacciones sociales.

Habilidades resolutivas

La inteligencia está estrechamente relacionada con la capacidad de resolver problemas y la adaptabilidad. Este animal ha mostrado que puede hacer uso de los recursos disponibles para conseguir un objetivo. Por ejemplo, se ha observado que pueden hacer uso de esponjas marinas u otros elementos para buscar comida entre corales.

También son capaces de usar barro para crear una trampa para peces, y comprenden la necesidad del trabajo en equipo para resolver problemas. Todos estos son ejemplos de sus increíbles habilidades cognitivas.

La mejor elección de avistamiento de delfines en Tenerife

Sin duda, se trata de una especie extraordinaria: inteligente, divertida y amistosa. Esas es la razón por la que el avistamiento de delfines se ha vuelto uno de los pasatiempos favoritos para los turistas que visitan Canarias. La gente interesada en ecoturismo encontrará en Picarus Sailing Club una gran opción para tener esta increíble experiencia en cualquiera de sus excursiones en barco en Tenerife.

Ya sea avistar delfines o ballenas en Tenerife, Picarus Sailing Club es una compañía de renombre que ofrece a sus clientes la mejor experiencia en turismo marino, promoviendo la sostenibilidad y el respeto por los animales y su hábitat. Toda la tripulación es consciente del impacto de las actividades humanas en el medio, así pues se aseguran de cumplir con todas las leyes y regulaciones.