¿Cuánto pueden vivir las ballenas?

Entre las especies de mamíferos más grandes del mundo, las ballenas también son las más longevas. Diversos estudios llevados a cabo por investigadores han determinado que, mientras algunas tienes una esperanza de vida entre 80 y 90 años, algunos especímenes pueden llegar a vivir hasta más de 100.

Su longevidad depende de muchos factores. Los estudios al respecto han sido complicados de llevar a cabo, sin embargo, con algunos datos y estimaciones, los biólogos marinos han sido capaces de determinar la esperanza de vida de cada especie de ballena con cierto grado de exactitud.

Algunos factores que afectan la vida de las ballenas

Muchos científicos y especialistas han pasado años estudiándolas, cómo viven, cómo se comunican y cuántos años pueden llegar a vivir.

Su esperanza de vida dependerá de ciertos aspectos que puedan afectarla.

Hábitat

Los animales que viven en áreas del océano con un tráfico alto de barcos o donde la pesca no está controlada por leyes, se enfrentan a un riesgo mayor de ser atrapados o heridos por un navío. Además de sufrir las consecuencias de la contaminación marítima.

Estos grandes mamíferos suelen tener que lidiar con diferentes situaciones negativas, como el alejamiento de familiares y congéneres, lo cual puede producir una alta cantidad de estrés con consecuencias negativas.

Alimento

La habilidad para encontrar una fuente de alimento de calidad juega un papel importante en la salud de estos animales. Desde el momento en el que son capaces de alimentarse por sí mismos, la abundancia y lo saludable de su alimento puede determinar su esperanza de vida.

Hay muchos lugares en el océano donde habitan las ballenas y en las que hay una alta actividad de pesca. Esto las coloca en desventaja en cuanto a las oportunidades para alimentarse, puesto que los navíos de pesca de profundidad se consideran intrusos peligrosos, con algunos de ellos incluso pescando también cetáceos.

Cómo viven

La manera en la que viven también influencia los años a los que pueden llegar. Según estudios, se sabe que algunas especies tienden a sufrir un mayor estrés que otras.

Las ballenas que habitan en un ambiente amenazado por predadores de su especie deben mantenerse alerta constantemente, lo cual les produce un tremendo estrés.

Por supuesto, el caso contrario no es una mejor opción: aquellas especies que se sacan de su hábitat y son forzadas a vivir en aislamiento tienden a entrar en depresión. La situación normal debería ser aquella en la que estos cetáceos conviven en armonía con otras especies marinas. Sobre este tema, el avistamiento de delfines y ballenas en Tenerife es posible simplemente navegando a un par de millas de la costa.

Especies amenzadas

Uno de los mayores riesgos que pueden sufrir las ballenas es la incapacidad de interactuar con otras. No encontrar una pareja para reproducirse puede resultar muy estresante para los machos, provocando un daño severo de manera individual y a la comunidad pues puede resultar no solo una amenaza para la generación actual sino también para la especie en el futuro.

Esta situación se ve frecuentemente en especímenes que han sido separados de su hábitat y se mantienen aislados durante un tiempo. Se ha probado que estos animales necesitan más tiempo para poder recuperarse emocionalmente y recuperar su comportamiento normal, especialmente en cuanto a interacción sexual.

La esperanza de vida de las diferentes especies de ballenas

Cada ballena puede vivir un número específico de años dependiendo de su genética y varios factores externos que claramente influencian en sus hábitos de vida.

Las buenas noticias son que cada vez son más las asociaciones alrededor del mundo que cuidan de ellas y algunas agencias que, con un gran respeto por su hábitat, permiten a la gente interesada realizar avistamiento de ballenas, en Tenerife por ejemplo, y ayudan a crear conciencia sobre su preservación.

Para saber más sobre lo máximo que pueden llegar a vivir algunas de las especies más conocidas de ballenas, debajo se puede encontrar una pequeña descripción de cuántos años puede llegar vivir de media las más comunes.

Orcas

La orca hembra, o ballena asesina, en condiciones naturales óptimas, i.e: sin aislamiento ni cautividad, puede llegar a vivir hasta los 70 años. De media, 50 años es considerado lo normal. Por otro lado, la vida de un macho es mucho más corta. En las mismas condiciones, pueden llegar a un máximo de 50 a 60 años, aunque su esperanza de vida media es de unos 30 años.

Sin embargo, no pueden vivir más allá de 20 años en cautividad. Al no estar en mar abierto y en contacto con otras ballenas, su esperanza de vida se reduce drásticamente.

Ballenas azules

Debido a su gran tamaño, es casi imposible para esta especie existir en cautividad, lo cual son buenas noticias. Estudios científicos llevados a cabo en varios especímenes han determinado que, en su hábitat natural, pueden llegar a vivir al menos 80 años.

Sorprendentemente, a pesar de su enorme tamaño y su alta esperanza de vida, esta especie se alimenta casi exclusivamente de krill, unos pequeños crustáceos parecidos a las gambas, peces pequeños y otras pequeñas criaturas.

Cachalote enano

Del mismo modo en el que se pueden encontrar grandes especímenes en los océanos, también podemos encontrar pequeñas ballenas que no miden más de 2 metros y pesan menos de 300 kilos. Viven entre 20 y 25 años.