La importancia del plancton en el océano

La palabra plancton se utilizó por primera vez en 1887 por el científico alemán Victor Hensen. Con ella, hacía referencia a un grupo de plantas y organismos animales, mayormente microscópicos, presentes en aguas dulces o saladas que se desplazan a causa de las corrientes.

Estos diversos organismos pueblan los océanos de todo el mundo pero tienden a ser más abundantes en los mares más fríos, i. e: lejanos del ecuador.

Su papel es esencial en la cadena alimentaria marina y generalmente suelen estar clasificados en dos categorías: fitoplancton o plancton de origen vegetal y zooplancton o plancton animal.

Dos pequeños pero vitales organismos biológicos

En la cadena alimentaria marina, o pirámide trófica, el plancton se encuentra en la base. La energía solar es la que acoge (FAVORECE) la materia orgánica que deriva del fitoplancton como producción primaria, de la que el zooplancton se alimenta.

Los grandes cetáceos marinos se alimentan del zooplancton, como puede verse en el Atlántico durante las excursiones de avistamiento de ballenas en Tenerife, por ejemplo. También forman parte de la dieta diaria de peces grandes, focas y aves. A su vez, este ciclo continua con esos grandes comedores devolviéndolo al océano a través de sus residuos.

El fitoplancton está compuesto de un gran porcentaje de lo que se conoce como cianobacteria y algas unicelulares, que se nutre a través de la fotosíntesis. Y no sólo se trata de la principal fuente de alimentación del zooplancton, también es responsable de producir más del 80% del oxígeno del planeta. Estos pequeños organismos que conforman el fitoplancton se denominan autótrofos por la manera en la que se alimentan, y generalmente se encuentran a menos de 45 metros bajo la superficie del océano, puesto que necesitan la luz solar para sobrevivir así como la presencia de algunos minerales en el agua.

El zooplancton, por otro lado, abunda en la parte superior del mar, puesto que es ahí donde se encuentra la sustancia orgánica de la que se alimentan.

Muchas formas de vida componen el zooplancton: gusanos, moluscos, larvas de pescado, pequeños crustáceos y diferentes protozoos, y los científicos los han clasificado como meroplancton y holoplancton. El primer grupo reúne a todos los microorganismos considerados plancton en su estado larvario, mientras que el segundo se refiere a aquellos que permanecen como plancton durante toda su vida.

Varias de estas especies son transparentes y otras incluso brillan o irradian bioluminiscencia en aguas profundas. Esta característica es vital por motivos reproductivos y como mecanismo para asustar posibles predadores. Sin embargo, poseen una movilidad más bien reducida y su fluctuación depende en su mayoría a corrientes oceánicas, aunque son capaces de moverse verticalmente para alimentarse en la superficie durante la noche.

¿Por qué es tan vital el plancton?

Aunque no se pueda percibir fácilmente, gracias a los investigadores, se ha podido determinar la importacia vital del plancton tanto por la presencia de esa enorme fauna marina como por toda vida en el planeta.

El plancton representa la mayor biomasa disponible en cuanto a materia viva y energía en todos los entornos acuáticos. Además de ser el productor primario en sistemas acuáticos, es el primer eslabón de la cadena alimenticia.

A continuación, algunos datos científicos sobre la importancia del plancton en los océanos:

  • Estudios recientes han demostrado que al menos el 80% del oxígeno de la atmósfera proviene del fitoplancton y que en la producción principal del planeta, su contribución llega casi al 50%.
  • Todos los organismos plancton se pueden usar como bioindicadores, puesto que ayudan a detectar los cambios que pueden ocurrir en los ecosistemas donde residen. Responden de manera rápida a las condiciones ambientales por su sensibilidad a la polución y su corto ciclo de vida.
  • La influencia del plancton océanico en el clima es bien conocida, sin embargo, todos los estudios para determinarla con más precisión está aún desarrollo, así como el refinamiento de los modelos de bio estadística para el análisis del cambio climático.
  • Se ha probado que el plancton actúa como regulador del clima en mares y costas. Por ello la importancia de continuar su estudio y promover la reducción del riesgo de daño o pérdida de biomasa por los cambios medioambientales a todos los humanos

Plancton en la industria alimentaria

En las últimas décadas, la biotecnología ha desarrollado cultivos de plancton para producir comida usada en la pesca. Además, se usa en biomedicina como elemento para medir la toxicidad del agua e incluso obtener pigmentos naturales.

A raíz del éxito de producir cultivos de plancton, hoy en día se ha producido un boom en la industria de granjas de plancton orientada a producir proteínas esenciales para la nutrición humana. Un buen ejemplo de ello es la spirulina, que se obtiene de dos especies diferentes de cianobacteria. Estas microalgas son una fuente rica en minerales y vitaminas que la biotecnología ha estado desarrollando con gran éxito en la industria alimentaria.

Un caso similar es el aceite de krill, que se obtiene de una especie específica de crustáceos que se alimenta únicamente de fitoplancton y zooplancton.